Un operativo de rescate nunca antes visto se realizó la tarde de este viernes en la comuna de San Pedro, esto tras recibir la alerta que daba cuenta de un niño caído en un pozo.

De inmediato se inició el desplazamiento de bomberos unidades correspondientes a San Pedro, Lo Encañado y Nihue. Una vez en el lugar y a medida que pasaban los minutos, se obtenía más información de lo ocurrido.Con la llegada de los voluntarios, estos se percataron de lo difícil y diferente del trabajo que debían realizar en esta oportunidad a fin de lograr el rescate con vida del menor de edad.

Producto de lo anterior el personal a cargo de la emergencia solicitó apoyo de Cuerpos de Bomberos de las comunas de Melipilla, Las Cabras y San Antonio, a ellos se suma una unidad proveniente de Bomberos de Santiago.

Todo esto mientras se trabaja en distintas alternativas de rescate, una de ellas, hacer una excavación con apoyo de maquinaria pesada de vecinos, la cuál buscaba igualar la profundidad en la cuál se encontraba el menor de edad que pese a todo se encontraba conciente. En tanto, otro grupo de voluntarios trabaja con cuerdas intentando llegar a él desde el ingreso principal. Según información extraoficial el personal de bomberos logro con ingenio entregar aire al niño con una manguera -de estás que son utilizadas para las frutillas- a fin de mantener al pequeño en las mejores condiciones.

Habría sido así como tras más de una hora de trabajo lograron alcanzar con una de las sogas las manos del asustado niño y posteriormente se consiguió hacer lo mismo con la otra extremidad superior.

Sin informar de lo ocurrido -a fin de no crear expectativas- los voluntarios comenzaron la extracción del menor.

Con él niño ya casi en las afueras del pozo comenzaron a cambiar los rostros de las personas que participaban de este rescate, esto al ver al menor de edad con vida, lleno de tierra, pero con vida.

Tras el rescate, fue recibido por personal de salud de la comuna de San Pedro, estos no solo le entregaron las primeras atenciones, sino que además fueron los encargados de trasladarlos hasta el servicio de Urgencia del Hospital San José de Melipilla, recinto en dónde le diagnosticaron un par de fracturas, y ya estaría en proceso de recuperación.

Hasta el momento y de manera extraoficial se ha señalado que el pozo corresponde a una antigua perforación que fue clausurada, la cuál habría sido rellenada con tierra. En ella, habría caído el pequeños cuando volvía junto a su padre de nacionalidad Boliviana.