Si bien el primer caso a nivel nacional se registró el 3 de marzo, muchas han sido las labores y medidas que se implementaron desde ese momento a fin de evitar que se propague o aumente el número de personas contagiadas con el virus en nuestra comuna.

Fue así, como un 20 de abril de 2020, tras una serie de especulaciones el primer caso del denominado COVID-19 fue confirmado, cumpliéndose así un año de ello. En la actualidad y pese a los esfuerzos y la cuarentena, prácticamente día tras día, han aumentado las personas contagiadas y que pertenecen a los más de 700km2 de la comuna.

Hoy, y según el último informe entregado por el departamento de Salud de San Pedro son 526 las personas con PCR las contagiadas con este virus.

Desde el primer caso se inició un proceso que modifico el esquema de atención de enfermos, lesionados, de trabajo y de convivencia diaria de quienes integran el equipo de salud, no solo a nivel nacional, sino también local. Uso de mascarillas, utilización de alcohol gel, amonio cuaternario y tener solo contacto con el círculo familiar más cercano. Ante ello, vecinos han debido modificar su forma de contactarse con sus seres queridos.

Hoy en día y pese a la cuarentena, se han registrado números preocupantes que señalan por ejemplo 16 contagios confirmados por PCR en solo 24 horas (abril 14, 2021). También es necesario recordar que durante meses no se registraron personas contagiadas, siendo San Pedro destacado por los medios de comunicación nacionales.

Pantallazo www.meganoticias.cl del 06 de febrero del 2021

Tras todo lo que se ha vivido a nivel país, nuestra comuna ha debido ver cómo familias, amigos y compañeros de trabajo han recibido la llamada con el resultado positivo de su examen, posteriormente han debido pasar por un confinamiento a fin de evitar el aumento de casos.

En la actualidad y desde el 25 de marzo nuestro San Pedro, al igual que una importante cantidad de comunas han regresado a la denominada “Fase 1” -confinamiento en sus hogares, permitiendo el desplazamiento solo de quienes cumplen labores esenciales- a fin de evitar el aumento de contagios a nivel nacional.

Dentro de este año desde el primer caso, no solo ha dejado vecinos que se han enfermado, algunos con mayor gravedad que otros, sino que también una cifra negra, es decir, 9 personas que perdieron la vida tras contagiarse con COVID-19. Familias que vivieron la pena de ver partir un ser querido, además de no poder darle un velatorio y posterior un funeral acompañados de la comunidad como se realizaba antes de la pandemia.

Para la directora del Departamento de Salud comunal, Valeska Manzo Armijo este «Ha sido un año difícil, duro, complejo para todo el equipo de salud, largas jornadas de trabajo, expandiéndonos permanentemente a contagiarnos, y que frente a eso no estuvimos exentos, y varios funcionarios han debido cumplir con aislamiento por haber dado positivo. Hemos debido cambiar nuestro estilo de vida y de trabajo, alejándonos de muchos de nuestros cercanos para evitar riesgos”.

Según Manzo “Hemos debido enfrentar varios  rebrotes, habiendo estado casi con cero caso activo para ahora estar con cifra nunca antes vistas lo que nos tiene en fase 1 de cuarentena hemos debido reconvertir a todo el personal para el seguimiento, trazabilidad y la atención de casos Covid-19, debiendo dejar de lado otras prestaciones propias de la atención primaria, se ha tenido además  que reestructurar espacios físicos de atención”.

Todo esto ha generado cambios al interior de las labores diarias “para que con todo esto podamos sostener y contribuir a contener esta pandemia, y a pesar de todos estos esfuerzos lamentablemente las cifras siguen subiendo, y esto responde principalmente a la falta de conciencia de la ciudadanía, nos encontramos frecuentemente con personas y familias que no cumplen sus cuarentenas, ni tampoco sus aislamientos, que no siguen medidas de prevención, sólo esperamos que esto se revierta y al igual que todos queremos volver a una vida tranquila, a poder compartir con nuestros cercanos  sin miedo a contagiarnos, a poder disfrutar un simple paseo a un parque, a una playa, al cine”.

Finalmente destaco el trabajo de quienes integran el equipo de Salud y reconoció que este proceso ha sido doloroso y cansador para todos los funcionarios de los distintos establecimientos de la comuna.