Los hechos acontecieron la noche de este domingo, cuando el cuidador y su familia compartían en su vivienda. Fue en ese momento que un grupo de al menos seis antisociales ingresaron al recinto ubicado en el sector de La Golondrina y tras amenazar a la pareja y a su hija -de 8 años de edad- vieron como a punta de armas de fuego corta lo intimidaban.

Tras ello, los ocupantes del hogar fueron maniatados. Mientras que los delincuentes visitaban no solo las bodegas en busca de los fuegos artificiales, sino que además lograron apropiarse del respaldo de las cámaras de seguridad -DVR-, hasta un dron que tenían en la empresa.

El grupo de los antisociales logro cargar unos camiones que fueron ocupados para huir en dirección desconocida con más de 8.000 unidades de fuegos artificiales con un avalúo superior a los 400 millones de pesos.

Cerca de la medianoche los afectados lograron zafarse de las amarras para dar cuenta del hecho a personal de Carabineros del Reten de Loica que inicio las coordinaciones en los sectores vecinos.

Finalmente el fiscal de turno instruyo la concurrencia de personal de la Sección de Investigación Policial (SIP) de Melipilla a fin de reunir pistas que ayuden a dar con el paradero de los antisociales involucrados en este violento asalto.

Es importante recordar que los primeros días de diciembre del 2015 se registró un hecho de características similares con perdidas millonarias.