Todo comenzó cuando bomberos de la comuna de San Pedro recibió la alarma de incendio que afectaba a un domicilio en el Sector de Los Culenes, lo que motivo el desplazamiento de voluntarios de la primera y segunda compañía de la institución, junto a Carabineros de la Tenencia.

Tras el incendio que finalmente se habría tratado de fuego en el entretecho comenzó la revisión a fin de descartar un daño mayor a la estructura, fue en ese momento que Carabineros se percató de la existencia de un cultivo indoor con alrededor de 70 plantas de marihuana.

Finalmente, los funcionarios de la Tenencia de San Pedro adoptaron el procedimiento y tomó contacto con el fiscal de turno ya que el domicilio se encontraba sin moradores, incautando las plantas que se encontraban con distintos tamaños.