La ceremonia de entrega de las nuevas unidades, que prestarán servicio en ambas comunas de la Región Metropolitana, se realizó en las instalaciones del Centro de Entrenamiento del Campus Central, en la comuna de Talagante a un costado de la Autopista del Sol.

Con la presencia del Presidente Nacional (s) de Bomberos de Chile, Raúl Morales Matus, y el Presidente Regional Metropolitano, Claudio Bustamante Gaete, además del Alcalde de San Pedro, Manuel Devia Vilches, junto a los superintendentes beneficiados Nicolás Arce Mallea y Nicolás Moreno Irarrazabal, de San Pedro y Alhué respectivamente, ambos recibieron estas nuevas unidades aljibes 4×4 de capacidad de 8 mil litros de agua.

El financiamiento de estas unidades corresponde al proyecto de renovación de carros para la Región Metropolitana, que se realizó gracias al aporte del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), los que en esta entrega beneficiarán a los Cuerpos de Bomberos de San Pedro y Villa Alhué con una inversión superior a los 345 millones de pesos.

Según el Presidente Nacional (s) de Bomberos de Chile, Raúl Morales “Estos carros van a cumplir una función muy esperada por los bomberos de estas localidades” sobre todo pensando en la temporada de incendios para este 2019-2020.

El Presidente Regional Metropolitano de Bomberos, Claudio Bustamante destaco la importancia para ambas comunas la llegada de estos nuevos camiones aljibes, esto pensando no solo en los incendios forestales, sino que además en la escases hídrica que vive San Pedro y Alhué.

En tanto, el edil sanpedrino Manuel Devia señalo “estamos muy contentos porque esto ayuda a la comunidad” agradeciendo el apoyo del Gobierno Regional Metropolitano.

Finalmente los representantes legales de ambos cuerpos de Bomberos, es decir, los superintendentes Nicolás Arce y Nicolás Moreno coincidieron en la importancia de estas nuevas unidades al servicio de la comunidad.

Es importante señalar que ambos vehículos corresponden a camiones aljibes Freightliner, en carrozado Iturri 4×4, con capacidad de 8 mil litros de agua y cuyo valor unitario supero los 174.5 millones de pesos.